¿Preguntas? 519-0500

Historia

En el Mundo

Marcelino Champagnat, un joven sacerdote de 27 años, fundó, el 2 de enero de 1817, el Instituto de religioso con el nombre de Hermanitos de María y que hoy conocemos como la Congregación de Hermanos Maristas. Todo esto ocurre en La Valla, un pequeño pueblo francés donde la guerra revolucionaria había dejado en ruinas la vida de muchas personas y en especial la educación, sobre todo de los más pobres.

Desde ese día, Marcelino Champagnat acompañado por otros dos sacerdotes, decidieron perseguir un sueño “evangelizar a través de la educación a niños y jóvenes, especialmente a los más necesitados” y dedicó todos sus esfuerzos para convertir a esta Congregación en un instrumento de esa educación evangelizadora.

En el mes de noviembre de 1818, fundó la primera escuela en Marlhes, su pueblo natal. Así, desde hace más de 200 años los Hermanos Maristas tienen presencia en más de 80 países de los cinco continentes, llevando educación de calidad a miles de niños y jóvenes, inspirada en las virtudes de la Virgen María, nuestra Buena Madre, bajo el lema que nos dejó el Padre Champagnat “Todo a Jesús por María, todo a María para Jesús”.

En el Perú

Los Hermanos Maristas llegaron al Perú, específicamente al Callao, en el año 1909. A solicitud de una comunidad católica que aspiraba ofrecer educación de la fe en nuestro primer puerto, el 15 de marzo de ese año fundaron el colegio San José.

Años después inician un nuevo reto. El 6 de febrero de 1923 concretan la fundación la segunda obra Marista en el Perú, el colegio San Luis, ubicado en el distrito de Barranco y donde comenzaron a asistir estudiantes del distrito vecino de Miraflores.

En enero de 1927 y debido a la creciente demanda y prestigio de las obras Maristas, las autoridades miraflorinas hacen las gestiones con la Congregación para contar con un colegio en dicho distrito. Es así que el 4 de abril de 1927 abre sus puertas el Colegio Champagnat, cuyos inicios se dieron en dos pequeñas casas en la calle Bellavista, con 48 alumnos para Inicial y los primeros grados de primaria. Los hermanos fundadores de dicha obra fueron: Plácido Luis, Fausto y Félix, ellos con su vocación por la educación y su amor a Jesús y María, acompañaron los humildes comienzos de esta obra.

El renombre adquirido fomentó un rápido crecimiento. Ampliaron con esto su atención a alumnos en los niveles de Educación Primaria y Secundaria. En 1980 se fusionaron los colegios Maristas de San Isidro y Champagnat de Miraflores en uno solo. Los primeros años escolares hasta el cuarto de primaria se llevarían a cabo en San Isidro y el resto de los años en el local de Miraflores. Por algunos años tomamos la denominación de Colegio Maristas, ya finalizando el siglo XX volvimos a nuestro nombre inicial “Champagnat” en homenaje al bicentenario del nacimiento de nuestro fundador. Asimismo abrimos nuestras puertas a la coeducación y levantamos las modernas instalaciones en el distrito de Surco, donde actualmente educamos niños, niñas y adolescentes, desde Inicial de 3 años hasta 5º grado de Secundaria, bajo el carisma del Padre Champagnat que inspira y motiva a toda nuestra Comunidad Educativa.

En el transcurso de este tiempo las obras Maristas fueron generando presencia en otros lugares de Lima y provincias, buscando nuevos retos y nuevas formas de atender la educación.

Si tiene alguna pregunta llámenos al 519-0500